¡Hola tizadict@s!

Ayer entró oficialmente el verano, es decir, tuvimos la noche más corta del año y, a partir de ahora son los días los que comienzan a ser un pelín más cortos. En realidad es apenas imperceptible esta reducción de horas de luz, se hace más evidente cuando en septiembre entra el otoño. Pero como para eso aún quedan muchos días de veranito y buen tiempo por delante, hoy os traemos un paso a paso sobre cómo hacer un zócalo de madera con pintura y con nuestra querida masilla de texturas.

Nos tiene enganchadas esta masilla porque es polifacética a más no poder. Lo mismo renovamos unas juntas de azulejo que convertimos un neumático en un macetero. Aquí lo importante es innovar e ir probando porque este mundo de la pintura y, todos los productos que la complementan, es sencillamente maravilloso.

Hoy sí que sí vais a flipar con la chulada de zócalo que hemos hecho y además sobre una pared con gotelé. Vamos lo que viene siendo un 2×1 en toda regla.

¿Qué materiales necesitamos?

 

Paso a paso para hacer un zócalo de madera con masilla y pintura

1. Aplicamos con la espátula toda la masilla por la pared.

2. Extendemos la masilla con el rodillo negro grande que es el mismo que utilizamos hace unas semanas para aplicar nuestra otra masilla especial para quitar el gotelé. Aquí podéis ver como lo hicimos.

3. Una vez la masilla esté bien extendida por toda la superficie, marcamos una primera vez la veta con el veteador.

Tenemos tres tamaños de veteador: 10cm, 13cm y 15cm. La diferencia entre ellos es básicamente que a medida que escogemos mayor tamaño, la veta es también más grande. Nosotras en este caso hemos cogido el veteador de 15cm.

Es importante que vayáis enjuagándolo con agua para que no se quede un mazacote de masilla en el veteador.

4. Esperamos a que esté seco al tacto y le damos una segunda mano al veteado para crear aun más textura.

¡Mirad qué pasada!

5. Con la masilla aun húmeda y, con la ayuda de un cartón o una regla, vamos marcando y simulando los listones. En este caso hemos cogido la medida del ancho del veteador.

6. Dejamos secar de 2 a 4 horas y entonces aplicamos la pintura en color Lino con un rodillo de pelo pequeño para hacer la base antes del patinado.

7. Pasadas 4 horas, damos primero con la pátina castaño y después para ir oscureciendo con la nogal.

8. Dejaremos secar 24h mínimo para que la masilla y las pátinas estén secas, pasamos la lija para desgastar las pátinas y aplicamos aguada Lino.

Una vez seca la mano que hemos dado de Lino, pasaremos de nuevo la lija para integrar y difuminar cortes.

9. Con un pincel pequeño y la pátina nogal, vamos a marcar las líneas que hemos hecho antes con el cartón a modo de listón.

Y…¡listo!

¿Qué os parece?

A nosotras una maravilla de trabajo tizadict@s. Queda super bonito y natural.

Espero que os sea de gran ayuda este paso a paso sobre cómo hacer un zócalo de madera con masilla y pintura y que dejéis vuestras paredes super bonitas.

Cualquier duda al respecto nos preguntáis por el chat, por Instagram o al Whatsapp que estaremos más que encantadas de ayudaros con todo. 

¡Feliz entrada al verano!

😎