¡Buenos días tizadict@s!

Ya estamos de vuelta de Semana Santa. Espero que hayáis disfrutado de estos días libres y de la buena temperatura que ha hecho. Por aquí hemos vuelto con las pilas recargadas.

Hace unas semanas os hablábamos de cómo hacer efecto lavado en muebles solo con pintura, bien pues hoy os presentamos un nuevo producto en la familia De Tiza: nuestro decapante Clean Wood que nos ayudará precisamente a «lavar» esos muebles a los que queremos dar una nueva vida.

 

¿Qué es un decapante?

Es un producto que nos permite retirar esos barnices y restos de pintura de muebles o de otras superficies como pueden ser azulejos o metales. Digamos que hace el mismo trabajo que la lija pero es mucho más rápido y menos trabajoso sobre todo cuando hay muchas capas que retirar.

Nuestro Clean Wood es un decapante en gel al agua, que viene directamente preparado para el uso. Está libre de toxicidad y no irrita la piel.

 

¿Por qué es necesario retirar esas capas?

De manera general, se puede pintar encima de una superficie ya pintada pero a veces esto no es posible porque el tipo de pintura que queremos aplicar es diferente a la que está, porque el mueble ya tiene muchas capas o simplemente porque queremos dejar la superficie al natural.

Cuanto más limpia de antiguas aplicaciones esté dicha superficie, mejor adherencia tendrá la nueva pintura o barniz.

¿Qué materiales y herramientas necesitaremos?

El decapante lo que hace es despegar de la superficie todo lo externo al propio material por lo que necesitaremos:

  • Decapante Clean Wood.
  • Brocha.
  • Espátula.
  • Lija de grano medio.
  • Cepillo y agua.

 

Paso a paso

Para enseñaros como utilizar este decapante, he escogido la tapa de un mueble que teníamos por aquí con un barniz bastante fuerte como es el poliuretano y veáis así la efectividad.

He ido «despellejándolo» capa a capa. Cuando se trata de un barniz normal o con solo alguna capa de pintura, con una vez que se aplique el decapante saldrá todo sin problema.

  1. Aplicaremos el producto con la ayuda de una brocha de manera uniforme. Daremos una capa generosa como veis en la imagen.

   2. Dejaremos actuar unos 30 minutos mínimo aunque si lo dejamos 60 minutos mejor. Nunca pasar de las 4h porque puede afectar  a la superficie.

3.  Iremos retirando con una espátula las capas despegadas.

4. Repetiremos el proceso hasta que hayamos dejado la superficie al natural o hasta el acabado que nos guste. Podemos ayudarnos con un taco de lija de grano medio entre repeticiones.

Y…¡tachán! este sería el resultado final de la madera libre de barniz con la ayuda del Clean Wood:

Solo nos quedaría limpiar y aclarar muy bien la superficie decapada con nuestro Superclean, que ya sabéis que tiene poder fungicida, para quitar cualquier resto de producto y podríamos empezar a pintar o a darle el barniz protector.

 

Como veis es bastante más fácil de lo que parece. Es una técnica que viene genial sobre todo para esos casos en los que los muebles son de madera maciza y queremos volverlos al color natural. Después se les aplica un protector incoloro o bien alguna pátina si queremos reforzar el color natural de la madera y listo.

Espero que os sirva de ayuda y cualquier duda que tengáis al respecto nos dejáis un comentario o nos escribís por privado.

Que paséis una feliz semana.

Gracias,

Gema