¡Buenos días tizadict@s!

Hoy venimos súper contentas por varias razones.

La primera es que estáis igual de encantadas que nosotras con los talleres de nuestra Color School. El próximo será el 30 de noviembre donde os enseñaremos a pintar vuestros muebles auxiliares y daremos algunos consejos que a veces se os pasan por alto.

Aquí os dejamos toda la información del taller por si os apetece pasar con nosotras una tarde entre pintura.

Otra de las razones por las que venimos así de animadas hoy es porque tenemos un nuevo color en la familia De Tiza que no puede se más bonito. Os hemos pedido ayuda estos días por Instagram para ponerle nombre y el elegido ha sido:

Merlot.

La mayoría de vosotras y vosotros habéis coincidido en que es un color que os recuerda al vino tinto y el Merlot es uno de los más famosos en el mundo entero, concretamente pertenece a los vinos de Burdeos en Francia.

Además no sé si sabéis esta curiosidad, pero el vino Merlot debe su nombre al mirlo, que en francés se dice “merle” y es un pájaro que siempre está alrededor de este tipo de uva porque les encanta su sabor.

Es un color vivo pero a la vez muy elegante tanto para usar en muebles como en paredes.

Y como ya traíamos en mente darle un poquito de vida a una de nuestras paredes de la oficina, hemos aprovechando su lanzamiento y hemos pintado el zócalo con la Matte Wall. Una pintura de acabado ultra mate y muy fácil de limpiar.

Además os vamos a dar algunos trucos a la hora de pintar paredes.

¿Qué materiales hemos utilizado?

Recordad que tenemos en todas nuestras gamas de pintura, packs de pintura + herramientas para que os sea más fácil saber todo lo que necesitáis y además os ahorréis un dinerito.

En Matte Wall tenemos 3 packs: Basic, Senior y Premium dependiendo de la cantidad de pintura que os haga falta.

Pasos a seguir para pintar un zócalo.

1. Limpieza.

Es muy importante que limpiemos la pared antes de aplicar la pintura porque siempre suele tener polvo, restos de grasa de tocarla con las manos o de cualquier roce. Podéis hacerlo con una bayeta y agua y, si la pared tiene imperfecciones, podéis ayudaros de una lija y suavemente quitarlas.

Tampoco pintéis sobre superficies desconchadas. La pared siempre tiene que estar lisa antes de comenzar a pintar.

Esto incluye tapar grietas o agujeros que pueda haber con masilla.

Si limpiáis con algún producto, aseguraros de enjuagar bien al final.

2. Encintamos.

Cuando pintamos paredes tenemos que proteger muy bien todas las zonas de los rodapiés, enchufes y marcos de las puertas porque aunque creamos que tenemos un buen pulso esto puede llevar a dos cosas.

La primera es como intuiréis que manchemos de pintura lo que no debemos y la segunda es que se queden pequeños puntos sin pintar porque vamos con tanto “cuidado” de no acercarnos al borde que nos dejamos esas calvas tan feas.

Medid y señalad en diferentes puntos la altura del zócalo para que os quede recto. Nosotros lo hemos hecho a 1,10m de altura.

3. Recortamos con la brocha.

En esta ocasión hemos utilizado una paletina plana porque era una superficie pequeña y mas que nada los rodapies pero para las esquinas tenéis la brocha especial prensada redonda para recortar.

4. Preparamos el rodillo antes de pintar.

Hoy os traemos un tip muy importante cuando vamos a pintar paredes y techos.

Es común que los rodillos nuevos desprendan pelusa que, si no quitamos primero, pueden arruinar nuestro trabajo.

Los rodillos que utilizamos para pintar este tipo de superficies tienen que ser de pelo corto para que no absorban tanta pintura y evitar así salpicaduras o que goteen.

Bien, pues tomad nota. Lo primero será encintar con la cinta adherente todo el rodillo. Apretaremos bien para que se pegue y retiraremos.

Una vez hecho este paso, aclararemos el rodillo con agua y escurriremos muy bien antes de comenzar a pintar.

5. Pintamos. Tips para preparar la pintura.

Nuestras pinturas son bastante espesas por eso siempre gastaremos menos cantidad que con otras que hay mas líquidas. Es importante añadir un poquito de agua para poder trabajar así mejor con ella.

Esto va un poco a ojo pero más o menos un 5% de agua.

Vamos añadiendo el agua, moviendo y viendo como cae el hilo de pintura al cogerlo con la brocha o con el rodillo. El truco está en dejarla de tal forma que dicho hilo caiga de manera uniforme y fino.

Hay que descargar el rodillo antes de pintar para que solo se quede entre sus fibras la cantidad de pintura mas o menos exacta y evitar que gotee.

El tiempo de secado varía un poco dependiendo de dónde vivamos y sus condiciones climatológicas.

En nuestro caso por tema de tiempos de grabado tenemos que aligerar ese tiempo y nos ayudamos de otra de las herramientas de Ryobi, en este caso un ventilador de suelo que nos viene genial para ventilar habitaciones recién pintadas.

Tenéis un 10% de descuento en toda su web con el código chalkpaintdetiza10 hasta el 30 de noviembre.

Dejaremos unas 6 o 7 horas de secado en condiciones normales, recortaremos de nuevo y daremos una segunda mano de pintura. Siempre os recomendamos dar dos manos finitas en vez de una gruesa incluso si el color cubre rápido. El acabado así será mejor.

En cuanto a la hora de quitar la cinta de recorte os recomendamos quitarla tras la primera mano y después volverla a poner antes de dar la segunda mano.

Siempre se quita con la pintura húmeda porque si esperamos a que esté seca la pintura, es muy probable que nos la llevemos.

6. Resultado final.

¡Qué color tan bonito tizadict@s! 😍😍😍😍

La elección no podía haber sido mejor para el zócalo de la oficina.

Tenemos más de 70 colores a elegir en nuestra carta pero si queréis alguno en concreto o diferente tono, podéis escribirnos y mandarnos una foto o referencia y os lo sacamos sin coste alguno.

Hoy tenemos un directo a las 12h en Instagram dónde vamos a hablar de colores y haremos un sorteo. Además resolveremos todas las dudas que tengáis como siempre.

¡No os lo perdáis!

Mil gracias por leernos  ❤️