Buenos días y feliz entrada en febrero,

Ya hemos acabado (por ahora) la temporada de tomar apuntes y nos metemos en materia. A veces nos quedamos en «brocha y pintura» y nos olvidamos del gran abanico que complementa a este dúo.

De todas formas, no guardéis muy lejos las notas que os iremos presentando nuevos productos que vienen a la familia De Tiza en las próximas semanas 😉

Una de las cosas que os llamaron la atención del blog anterior fueron las ceras. Siempre vamos directas a las pátinas o incluso a los protectores al uso y nos olvidamos de ellas así que hoy os vamos a mostrar algunos acabados que podéis hacer con cera.

Lo primero que os quiero decir es que la cera la recomendamos para aquellos trabajos en los que queremos crear efectos diferentes y que además son piezas más de decoración o poco uso.

Un ejemplo de esto pueden ser muebles con molduras decorativos o esos de madera antigua brocados en los que queremos mantener su encanto. Aplicaremos un color de base y después con las ceras le daremos forma y volumen.

En nuestra carta ya sabéis que tenemos más de 70 colores y podéis elegir la cera en cualquiera de ellos.

Además os tengo que recalcar que esta cera que hemos creado en De Tiza, a diferencia de otras que podéis encontrar en el mercado, no altera en absoluto el acabado. Es una cera en gel con base agua que la hace totalmente mate y de secado rápido.

¿Por qué os digo esto? pues porque nos pedíais un producto capaz de proteger a la Chalk pero sin perder el encanto que tiene la pintura a la tiza. Y esa es una diferencia a tener en cuenta con otras ceras y pátinas las cuales si que dan un pelín de brillo y terminan aunque sea en poca magnitud, modificando el color de base.

En cuanto a la resistencia, ya os comentaba en el blog de la semana pasada que la cera al igual que pasa con la Chalk tiene un acabado precioso pero también más delicado por lo que si la pieza va a tener mucho trote mejor apostar por protector.

Otra cosa que os comentaba era el usar la manopla para aplicar las ceras, es otra opción pero quizás más profesional o para alguien que tenga experiencia en ello. Hoy lo hemos hecho con brocha para que veáis lo fácil que es.

Aquí os dejo unos cuantos ejemplos que os he preparado con diferentes colores.

Necesitaréis pintura Chalk y ceras en el color que prefiráis, una lija de grano fino y una brocha.

 

Chalk Paint en Negro y cera en Taupe

Lo primero es aplicar la Chalk. En este primer ejemplo hemos utilizado nuestra Chalk Paint en color Negro.

Esperaremos 20-30 minutos a que seque un poco la pintura y entonces daremos la cera en color Taupe descargando muy bien la brocha antes en un papel absorbente.

Aquí podéis ver esa textura gel de la que os hablaba más arriba:

Si queremos un efecto desgastado, pasaremos una lija. Podemos hacerlo en húmedo, es decir cuando la cera aún esté húmeda, o en seco dependiendo del acabado que prefiramos. Ahora más adelante os cuento.

 

Chalk Paint Rectoría Roja y cera en Negro

En este caso lo que hemos elegido en negro ha sido la cera sobre un fondo en Chalk Paint Rectoría Roja.

Igualmente, esperamos unos minutos a que seque la pintura al tacto y lijamos en seco.

 

Chalk Paint Lino y cera en Haya Azul

Hoy nos hemos venido arriba y hemos hecho unas mezclas con colores de lo más top como esta siguiente en color Lino para la pintura y Haya Azul para la cera.

Aquí hemos hecho la pátina y después hemos lijado en húmedo. Cuando lijamos en húmedo se integran más los dos tonos creando un efecto más marcado que cuando lijamos en seco que se forma un acabado más desgastado y sutil.

Chalk Paint Humo Verde y cera en Negro

Y el último ejemplo que os dejamos es uno hecho con nuestro color DeTiza 2022, el Humo Verde en Chalk y cera en Negro.

La cera la hemos aplicado mediante la técnica de la «brocha seca» que consiste en dejar precisamente la brocha prácticamente sin pintura. Iremos pasando la superficie sin apretar y solo resaltando algunas partes más que otras. Es una técnica muy usada en la restauración de muebles.

 

Si lijamos en la última pasada ya en seco, nuestro acabado será aún más desgastado y bonito.

Y… ¡¡Tachán!!

Mirad que patinados tan geniales que hacer en nuestros muebles con cera.

Tengo que deciros algo a tener cuenta y que es #muyimportante. Como veis, estos ejemplos los hemos hecho sobre unas tablillas de melamina, es decir, un material digamos de baja calidad.

¿Por qué hacemos esto?

Pues tan fácil como para que veáis que no hay ni trampa ni cartón, que queda así de bonito incluso en la peor de las situaciones o, mejor dicho, al aplicarla en superficies poco agradecidas. Imaginaos estas pátinas en una madera maciza donde resaltar las vetas al ir aplicando al cera.

Pues lo dicho, puro amor. 😍

Espero que os haya gustado el blog tanto como a nosotras, las ceras dan una vida increíble a esos trabajos realizados con Chalk así que no os lo penséis mucho y manos a la obra.

No os olvidéis compartirnos vuestros proyectos, nos encanta enseñaros y ayudaros a llevarlos a cabo pero también ver esos resultados maravillosos que hacéis con vuestras propias manos.

Que paséis una feliz semana.

Gema